Blogia
MANANTIALES Y CAMINOS

"UNA ULTIMA OPORTUNIDAD"

Los caminos de la vida son muy variados, nuestro andar es constante e imparable, cada día tomamos un sendero diferente, cada paso es parte de un todo, que se va forjando con el tiempo y la experiencia.

Las opciones son incontables, los caminos son enmarañados, las posibilidades son variadas. Pero si te fijas bien desde lo alto, podrás ver que algunos de estos están muy transitados y hasta embotados de gente que camina sin cesar, y otros en cambio están desolados y casi abandonados.

Esto es de alguna manera natural, por que hay muchas cosas que la gran mayoría de gente hace en su vida: desde el nacimiento, compartimos los juegos, la escuela, el trabajo, los problemas, los vicios, la muerte... es decir somos seres rutinarios, por costumbre, - por ley social-.

Sin embargo también se debe anotar que todos – absolutamente todos – tienen en una parte de su vida la oportunidad de abrir su camino a una opción personal y única de SER y de hacer su propia historia, su propio y original "libro"

Tu pensaste en ser pintor, él soñó con ser pianista, aquel quiso ser inventor, o tal vez un tragafuegos, cantante, navegante, paracaidista, astronauta, escritor o bailarín profesional...

Son de aquellas cosas de las que nos acordamos cuando tenemos ochenta años con una gran trayectoria diplomática, de contador, de abogado o de medico; un recuerdo entre dulce y amargo, de ser lo que debimos ser sin acordarnos más de lo que queríamos con toda el alma; pero satisfechos habernos abandonado para ser parte del "molde" de procucción en masa, que por milésima a de resultar rentable y por consiguiente prospero y “feliz”

Lo que sigue en la historia, es el cortejo, un velorio, un entierro, muchas flores, los recuerdos siempre buenos y las lagrimas. Pero no es precisamente el final que quisiera darle ahora, es por eso que, me concedo " un tiempo extra".

Si hubiera entre el sueño y la vida, es decir, entre el niño que espera ser paracaidista y el adulto que termina siendo contador; una brecha en el camino, que se abriera justo después de aquel temido “ultimo suspiro”

Tan solo una semana más, y estoy mas que seguro que aquel que quiso ser navegante saldria en una lancha, el paracaidista se montaría en un avión, el pintor expondría aunque fuese en la calle, el pianista tocaría un recital sin importar donde ni como. serian lo que quisieron en toda su vida, talvez solo por un momento, pero - para siempre -

Es tan solo saberse vivo cuando lo inminente e inevitable ya se nos vino encima. Es tan solo saberse capaz cuando ya todo se terminó.

...............................................................................Walter
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres